La clave del aprendizaje es la continuidad